Entres los grandes tesoros que guarda San Sebastián, la bahía de la Concha es uno de ellos. Si vives en la ciudad, o si estáis de visita por Donostia con niños, un plan imprescindible, es disfrutar de la playa de la Concha. Tanto para daros un C H A P U Z Ó N en un día de calor como para conocer sus grandes M I S T E R I O S en un día nublado, la Concha es el lugar perfecto para hacer actividades para niños didácticas y divertidas en Donostia-San Sebastián. Así que, ¿estáis preparados para descubrir todo lo que esconde esta playa?

Este maravilloso lugar de la ciudad, además de ser uno de los lugares favoritos de los Donostiarras, es un referente turístico, tanto por su paisaje costero de gran belleza, como por contar con una de las M E J O R E S playas urbanas del mundo, en la que pasar un día soleado y familiar con los niños. Una de las actividades que más disfrutan los bañistas en esta playa, es dar un paseíto por la orilla, empezando desde la zona del Náutico hasta el pico del Loro y si la marea os lo permite podéis ir hasta la playa de Ondarreta.

En la playa de la Concha si está con marea baja os lo pasaréis en G R A N D E jugando con los peques en la orilla, y disfrutando de unas vistas a la isla de Santa Clara que no dejarán indiferente a ninguno de los integrantes de vuestra familia de exploradores, y eso lo sabemos en HiriKids. Así que, si los pequeños piratitas tienen M U C H A S  G A N A S de explorar, conocer y conquistar nuevas tierras, os recomendamos subir a bordo de una de las barcas que llevan a la isla. ¡Tierra a la vista! En Santa Clara, además de pasear entre sus árboles y explorar el faro, solo los piratas más intrépidos podrán D E S C U B R I R el S E C R E T O de la isla, con la bajamar aparece una pequeña playa, que cuando sube la marea se convierte en una piscina en la mitad de la bahía ¡WOOOOW!

La playa de la Concha es un lugar I N C R E Í B L E, que os da la posibilidad de hacer planes con niños, hasta en los días nublados o de lluvia. Una actividad ideal para hacer con niños en San Sebastián es recorrer el paseo de la Concha, rodeando la playa hasta el espigón, donde encontraréis el museo Naval, el Aquarium y también su pequeño puerto. Durante el camino, veréis en los jardines de Alderdi Eder un parque infantil, os avisamos que los niños no se podrán R E S I S T I R a montarse en los columpios y ¡ver la bahía de la Concha mientras se balancean! Junto al parque está un mágico carrusel, a los niños ¡les encantará saludaros desde ahí! mientras suena la música y dan vueltas sin parar entre animales, coches y aviones.

Durante el paseo estad atentos a la barandilla de la Concha que rodea la playa desde el Ayuntamiento hasta el final de Ondarreta, porque esta esconde varios S E C R E T O S que los peques deberán descubrir. Porque, ¿sabíais que hay un tramo de barandilla distinta al resto? y también ¿un trozo de barandilla del revés? Bien, porque ¡aquí tenéis el reto de la exploración! durante el recorrido por el paseo de la Concha los niños deberán resolver estas incógnitas y descubrir dónde están estas barandillas diferentes y que convierten a la bahía de la ciudad en un lugar M Á G I C O.

Para que estéis preparados, os daremos ¡alguna pista! el tramo de barandilla diferente está ubicado donde antes se encontraba la Caseta Real, al lado del edificio de La Perla. Y para la barandilla dada la vuelta, los peques deberán fijarse en que una de las flores de la barandilla está mirando al mar. ¡CHAN CHAN CHAN! ¡HiriKids tiene claro que los peques lo D E S C U B R I R Á N!

El paseo de la Concha, es un lugar que guarda muchas historias. En 1910 con motivo de la llega de la reina Isabel II a San Sebastián, el ayuntamiento de la ciudad reformó por completo el paseo. Para ello, ampliaron la vieja carretera del paseo del litoral, se abrió La Perla y colocaron la icónica barandilla de Donostia. En épocas pasadas en estas aguas del mar cantábrico, también se han dado un chapuzón en la playa de la Concha personajes históricos de la ciudad como la reina María Cristina. Fue precisamente esta reina la que comenzó a veranear en la ciudad y la que atrajo a grandes personalidades que pasaban el verano relajándose y buscando su bienestar en el mar y la arena de esta playa de 1.350 metros. A lo largo del paseo de la Concha, descubriréis varios de los elementos más destacados que forman parte del paisaje costero de la ciudad como las farolas y los relojes de la Concha, además de la arquitectura de los edificios de La Perla y lo que antes era la Real Casa de Baños.

Si os está empezando a picar el gusanillo y además estabais pensando en hacer planes con niños durante el verano. ¡Allá van algunas recomendaciones! para disfrutar de la playa de la Concha con los peques.

1.     BUSCAD INFORMACIÓN

  • Si lo que queréis es daros un baño o jugar en la playa con los niños, será importante mirar la previsión del tiempo y buscar un día soleado y de calor. Pero si lo que queréis es pasear y conocer los alrededores de la playa por el paseo de la Concha, dará igual el tiempo que haga ¡explorar es posible con cualquier clima!
  • También podéis mirar el estado de las mareas o la temperatura del agua en la página web del ayuntamiento.
  • Informaos sobre la temporada de playas, ya que así estarán disponibles los servicios como las duchas, el puesto de socorrismo, las taquillas… Está temporada por lo general va desde la primera quincena de junio hasta la primera de septiembre.

2.     PROTEGEOS DEL SOL

  • Tanto si vais a pasar un día playero como si habéis decidido caminar hasta la playa de Ondarreta por el paseo de la Concha, acordaos ¡de la crema solar! Es verano y el sol dentro y fuera de la playa pega con fuerza.

3.     ¿QUÉ METER EN LA MOCHILA?

  • La crema solar siempre deberá estar en vuestra mochila o bolsa. Por un lado, si vais a daros un chapuzón recordar meter una toalla, alguna pelota, un rastrillo y una pala para que todos juntos podáis jugar en la orilla.
  • Por otro lado, si habéis decidido ¡convertiros en exploradores de la bahía la Concha! Será importante llevar un cuaderno y un bolígrafo para apuntar que partes de la barandilla ya habéis visto y encontrar ¡aquellas partes que no son como el resto!
  • Una botella de agua siempre ¡os vendrá de lujo! Para cualquier actividad que vayáis a hacer en este lugar, y es que os ayudará a manteneros hidratados y a coger fuerzas para explorar.
  • Acordaos de la ¡cámara de fotos! para capturar cada momento y recordar el G R A N día vivido en este lugar mágico e histórico de la ciudad.

Durante vuestra exploración por la Concha, ¡HiriKids os puede acompañar! Por ello, antes de salir de casa acordaos de que los peques metan en su mochilita el kit de fotografías para colorear Donostia – San Sebastián, para que se diviertan aún más en la aventura, llenando de color la ciudad. Y al llegar a casa, la exploración podrá continuar, descubre en su kit de postales para colorear Donostia – San Sebastián algunos de los mejores momentos del día de exploración en familia, estarán ansiosos de enviar estas postales de San Sebastián ¡a sus abuelos y amigos del cole!

Si disfrutáis de pasear por la ciudad, podéis descargaros nuestras Pocket Adventures. ¿Cómo? Es muy F Á C I L, sólo os tenéis que suscribir a nuestra Newsletter y las recibiréis ¡gratis! Son ideales para acompañar tus planes con niños en Donostia, y explorar la ciudad.

Únete tú también a esta aventura para explorar San Sebastián con niños. En esta aventura ¡los niños serán los guías de la exploración por Donostia! En casa o de viaje, ¡sumerge a los más pequeños en experiencias educativas y divertidas con nuestros libros de Donostia – San Sebastián para niños y conoce la ciudad de una forma diferente y divertida con HiriKids: Explore & Play!

Síguenos en nuestras Redes Sociales