Ha llegado el gran momento de conocer y descubrir la isla de Santa Clara como unos verdaderos ¡exploradores! Esta isla en verano os dará muchas opciones para hacer planes con niños en Donostia, ya que si hay bajamar podréis disfrutar de su misteriosa playa que se convierte con mareas altas en una piscina en medio de la bahía. Además, si preferís vivir un día como unos exploradores de película podéis visitar su faro y pasar un día de picnic en uno de sus merenderos. ¿A qué planazo os apuntáis?

Pasar un día en San Sebastián con niños en su I S L A en medio de la bahía de la Concha, puede ser un plan ideal en el que hacer actividades para niños/as didácticas y divertidas en Donostia-San Sebastián. Así que, si estáis pasando unos días de vacaciones de verano con niños en la ciudad o vivís en ella, no os podéis perder la oportunidad de explorar y hallar los extraordinarios T E S O R O S que guarda la isla de Santa Clara. ¡CHAN CHANCHAN!

Pero… ¿sabíais que esta isla no siempre fue un pequeño monte en medio de la bahía de la Concha?, ya que hace muchísimos años era una península. Además, a finales del siglo XVI, durante la plaga de peste que asoló la ciudad, fue utilizada como una “zona de cuarentena” para todos los donostiarras que tenían la enfermedad. ¡Era como un hospital en mitad de la naturaleza!

En lo alto de este pequeño monte, encontrareis el faro de la isla de Santa Clara la única construcción que hay en la isla, junto a un pequeño muelle, que en verano se transforma en la cuarta playa de Donostia. Aunque, hoy en día en el faro no viva nadie, antes era el hogar de familias de muchos fareros. Nosotros nos imaginamos que este faro es como un gran ojo que ilumina y observa todo lo que ocurre en la bahía y en el centro de la ciudad. Pero… ¿sabíais que antes de estar el faro guiando a los barcos que llegaban a la ciudad, en este mismo lugar había una antigua ermita?

Para empezar vuestra aventura veraniega en la isla, los exploradores subirán a bordo de una de las motoras que salen del puerto, que llevará a los viajeros más intrépidos a descubrir los T E S O R O S que se guardan en la isla y si es posible a darse un chapuzón en su playa secreta.

Una vez lleguéis a la isla… ¡habrá empezado la exploración! comenzad subiendo hacia la campa, será un camino genial donde entre fresnos, tamarindos, hortensias… los niños podrán conocer la diversidad vegetal que esconde este montecito de 5,6 hectáreas y 48 metros de altura situado entre el monte Urgull y el monte Igueldo. Durante el camino será imprescindible que con cuidado os asoméis a los miradores y acantilados de la isla donde sentiréis el mar más C E R C A que nunca.

Como en toda isla, la de Santa Clara también esconde G R A N D E S secretos, ¡allá van algunos de ellos! durante vuestro día de exploración compartiereis la isla con otros muchos visitantes voladores, gaviotas la mayoría. Pero, si estáis atentos, dicen que en la isla también veréis codornices. ¡Estad muy atentos y con los ojos muy abiertos por si sois capaces de avistarlos! sería ¡I N C R E Í B L E!

También, hay una leyenda que cuenta que la isla fue testigo de una historia de amor, en una pequeña cala ubicada mirando al monte Igueldo hay un lavadero con un conducto de agua dulce que venía de un manantial subterráneo de la isla, conocido como el Lavadero de las Monjas. Hasta ahí se acercaba una de las monjas para verse con un pastor de Igueldo que estaba enamorado de ella. Sin embargo, su encuentro siempre era muy corto por las mareas del mar. ¡WOOW! Además, esta historia está muy relacionada con el nombre de la isla, porque la monja de la leyenda pertenecía al convento que tenían en la isla las religiosas clarisas. Y es que, si os acercáis a la parte de Santa Clara que mira hacia el Peine del Viento, podréis encontrar lo que queda del antiguo lavadero del que os hablábamos.

En la isla, también encontrareis el busto de Luis Mari Iturri de 1979, más conocido como “Iturri”, quien además de ser conocido en Donostia, por ser el Alcalde de la isla, y el primer presidente de la Asociación de Amigos de la isla de Santa Clara. También, era quien se encargaba de mantener arreglada la isla, cuidarla y de avisar al Ayuntamiento de los problemas que en ella se daban.

En esta exploración, ¡tenéis una nueva misión! Tendréis que encontrar a ¡Sansebastiani!… Sísísí, lo habéis leído bien, se trata de una especie única de lagartija que habita la isla de Santa Clara y algunas zonas del monte Urgull. Los peques de la exploración se E M O C I O N A R A N al poder ver de cerca a Hispánica Sansebastiani, una lagartija tan única, que seguro será la más grande de las que han podido ver nunca antes.

Todo esto y más ¡os está esperando en la isla de Santa Clara! Estamos seguros que esta será una aventura inolvidable para disfrutar vuestras vacaciones con niños San Sebastián. Recordad llevar para esta exploración, además de la toalla para después del chapuzón y las playeras para conocer cada rincón de la isla, ¡nuestros libros, guías y mapas de Donostia-San Sebastián para que los pequeños viajeros y exploradores de la ciudad disfruten de cada segundo de vuestras aventuras en familia!

Descubre nuestro PACK FOR BIG EXPLORERS

Únete tú también a esta aventura para explorar San Sebastián con niños. En esta aventura ¡los niños serán los guías de la exploración por Donostia! En casa o de viaje, ¡sumerge a los más pequeños en experiencias educativas y divertidas con nuestros libros de Donostia – San Sebastián para niños y conoce la ciudad de una forma diferente y divertida con HiriKids: Explore & Play!

Síguenos en nuestras Redes Sociales